Uncategorized, vehiculos

Samsung quiere estar dentro de nuestro coche y podría encontrar la forma a través de Fiat

Si Samsung quiere hacer coches o no es otra historia, que además parece bastante lejana, lo que sí está claro es que estar fuera de este juego no parece bueno para una compañía especializada en crear componentes para terceros. Desde Bloomberg nos cuentan que la forma de entrar sería adquiriendo una parte valiosa del grupo Fiat Chrysler.

Tan valiosa como puede ser Magneti Marelli, el proveedor italiano de componentes para la industria de la automoción. No se especifica si lo que quiere es comprar una parte, o quedarse con la empresa entera, lo que sí se saca a la luz es el montante de la operación:3.000 millones de dólares.

Para Samsung una operación de estas características supondría la entrada de lleno en la electrónica de los vehículos que se venden: Magneti Marelli mantiene muchos acuerdos con fabricantes importantes, y sería más fácil meter su tecnología. De ahí a llegar a tener el dominio que tiene en dispositivos móviles y memorias, hay un camino muy largo, pero las miras de la compañía coreana siempre son amplias.

SAMSUNG QUIERE ESTAR EN LA CADENA DE MONTAJE DE LOS COCHES DE HOY EN DÍA, TAMBIÉN EN LOS DEL FUTURO: TIENE MUCHA TECNOLOGÍA QUE APORTAR

Baterías, cámaras, y sensores

Samsung tiene actualmente una división trabajando en tecnología para el coche, especialmente en la rama del ‘infoentretenimiento’, pero también hay proyectos relacionados con conducción autónoma.

Pero donde tiene mucho que decir es en el tema de las baterías, ya que es un gran productor de las mismas y es algo que cada día se está haciendo más necesario de cara a coches híbridos o completamente eléctricos. El último movimiento importante relacionado con coches lo había hecho en China, donde invirtió en la empresa BYD, también muy centrada en el coche con baterías.

Actualmente Samsung SDI es el sexto fabricante del planeta, con clientes comoBMW, Chrysler y Volkswagen, pero hay mucho margen de crecimiento. Obviamente también hay negocio en todo lo que tenga que ver con sensores y cámaras que ayuden en la asistencia a la conducción, en el camino hacia el coche autónomo.

Samsung Connect Auto, el coche conectado

 

Standard