Uncategorized

HushHush, un WhatsApp español aún más seguro

Competir con WhatsApp queda descartado de entrada. Se trata de un gigante inamovible al que un modesto proyecto ideado y construido íntegramente en España no pretende desplazar. Pero los creadores de HushHush están seguros de que pueden ser un buen complemento para muchos usuarios preocupados por la seguridad y privacidad de su información.

HushHush (¿recuerdan el nombre de la revista para la que escribe Danny de Vito en L.A. Confidential?) es una aplicación de mensajería 100% española que ha hecho de la seguridad su seña de identidad. Todo en ella está hecho para que sea el usuario el que controle la información que comparte y con quién.

Para empezar, la aplicación está construida con tres sistemas de cifrado que se acoplan entre sí. El primero es un certificado RSA (el sistema que utiliza la Agencia Tributaria) que se genera al inscribirse en la app. Este certificado tiene una parte pública que se distribuye entre todos los contactos y una privada que solo tiene el usuario. La pública sirve para cifrar los mensajes, pero solo la privada puede descifrarlos.

Así, cuando el emisor del mensaje genera un texto, este se cifra con un algoritmo de seguridad denominado AES (utilizado por la NSA). Lo que hace AES es generar una clave de cifrado de 16 bytes, y luego cifrar la clave utilizando la parte pública del certificado RSA del usuario.

imagen-sin-titulo

Al enviar el mensaje, se genera una firma SHA-1 basándose en la parte privada del certificado RSA. De esta forma, solo el receptor puede leerlo y, además, verificar el origen del mensaje, evitando los casos de suplantación de identidad.

Sin rastro en los servidores

El momento de la transacción del mensaje es el punto más importante, porque HushHush elimina el que es el lugar más sensible en el intercambio de mensajes: los servidores. Desde la app explican que en el momento en el que el mensaje es recibido, es eliminado de los servidores, así como los archivos que pueda llevar adjuntos, de forma que solo quedan consignados en el teléfono.

Pero además del empeño en el cifrado y del borrado de los servidores, la aplicación cuenta con una serie de funciones pensadas para que el usuario pueda proteger de forma eficaz sus conversaciones y datos dentro de su propio teléfono. Por un lado, cuenta con una zona segura, en la que se pueden guardar tanto contactos como conversaciones bajo una contraseña, que puede ser la misma con la que nos registramos en la app u otra distinta. Esto permite dar una capa de seguridad extra a informaciones que nos resulten especialmente sensibles.

Por otra parte, HushHush no funciona basada en el número de teléfono, como sí lo hace WhatsApp, ni con el correo electrónico, sino que genera un código identificador de ocho cifras. Esto está pensado para poder utilizarla sin tener que dar nuestro número de teléfono, algo que puede incomodar a algunos, especialmente si se trata de hablar con gente con la que no se tiene una relación demasiado cercana.

http://widget.smartycenter.com/video/l.a.-confidential—intro-1997/771008/9170/1

La idea, cuenta Sacha Muñoz, responsable de marketing y comunicación, surgió a partir de una necesidad real: tres emprendedores, con negocios en común, que no se sentían seguros compartiendo documentos referentes a sus empresas a través de WhatsApp y apps parecidas. “Comenzaron a pensar en ello hará unos dos años, en una época en la que los medios se hicieron eco de algunos problemas de seguridad aparecidos en estos sistemas”.

Así que se plantearon crear el suyo propio, centrado en la protección de la intimidad, y ponerlo a disposición de los usuarios particulares y especialmente de las empresas.

Porque la app se puede descargar gratuitamente (aquí para iOS y aquí para Android), pero el modelo de negocio está orientado a vender licencias a empresas. “La idea es que creen su HushHush a medida, con la interfaz que quieran y la bauticen como quieran, y la pongan a disposición de sus empleados para que la utilicen en sus comunicaciones laborales”.

Eso es el siguiente paso. De momento han logrado unas 6.000 descargas en aproximadamente un mes y medio, y planean una gran campaña de medios para darse a conocer. No se plantean ni mucho menos sustituir a WhatsApp, pero creen que pueden ser un buen complemento para los que tengan especial interés por cuidar lo que comparten.

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s